Tres formas fáciles de hacer bien unos smoky eyes • Guapísimas
El smoky eye o sombreado ahumado sienta bien a casi todas las mujeres - FOTO: All-about-fashion

Tres formas fáciles de hacer bien unos smoky eyes

Esta técnica de sombreado puede hacerse de distintas formas según lo que se busque potenciar

El sombreado de ojos con efecto ahumado o smoky eyes es una tendencia que nunca pasa de moda. Como su nombre indica, es una técnica de maquillaje que simula un efecto de humo alrededor de los ojos. La clave para realizarla es degradar dos colores que pertenezcan a la misma gama o sean combinables entre sí.

Se maquillan ambos párpados, siempre con los pinceles adecuados, con mayor o menor intensidad, dependiendo del estilo que se quiera conseguir.

Aunque este maquillaje se asocia con la noche y la fiesta, nadie ha dicho que no se pueda realizar un ahumado diurno en tonos tierra, por ejemplo.

De hecho, está muy de moda realizar smoky eyes en tonos alternativos como el granate, el verde o el gris. Cuando se hace en negro, gris o marrón oscuro, conviene no recargar mucho el look, por lo que labios en tono nude, rosa palo o beige son muy adecuados, al estilo Bridgitte Bardot. Para ello hay multitud de paletas con diferentes armonías de color.

¿Te has decidido por el smoky eye? Los maquilladores de la marca ByTerry nos enseñan tres estilos diferentes. Elige el que más te guste:

LOOK 1: SMOKY EYES CLÁSICO

Smoky Eye Clasico – FOTO: ByTerry

  1. PREPARAR: Para que el color se adhiera y extienda correctamente, conviene preparar tanto los párpados como el contorno de ojos con un producto de los conocidos como primers o perfeccionadores. ByTerry propone su Hyaluronic Eye Primer y se recomienda extender esta espuma de ácido hialurónico en párpados y en el área de la ojera para unificar y alisar.
  2. COLOR: Como primer paso del ahumado, los expertos proponen usar sobre el párpado móvil una sombra en barra o crema, con el dedo. ¿Por qué? Porque es comodísimo. Ellos proponen un tono bronce directamente en el párpado, extendiendo y difuminando con la yema del dedo hacia la ceja. Después, un poco más de sombra para reforzar solo en el área del párpado móvil.
  3. INTENSIDAD: Con un lápiz de kohl en tono negro, se da fuerza a la raíz de las pestañas. Primero, se delinea la línea de agua, es decir, el interior tanto del párpado superior como inferior. Después, se delinea la raíz de las pestañas, igualmente tanto superiores como inferiores. Se difumina y ahúma ese trazo con el dedo o con un pincel. Se aplica un trazo ligero, difuminado de la misma sombra en barra usada en el primer paso, ahora sólo en la línea de las pestañas inferiores.
  4. ENMARCAR: Una buena pasada de máscara de pestañas.
  5. DIBUJAR LAS CEJAS: Un look ahumado exige unas cejas bien definidas. Con un lápiz de cejas bien afiladas se pueden intensificar dibujando pequeños trazos para rellenar los posibles huecos.

LOOK 2: SMOKY EYES INTENSO

Smoky Eye Intenso – FOTO: ByTerry

  1. PREPARAR: Igual que en el look anterior.
  2. COLOR: Con una sombra en barra o crema en tono bronce, se da color a todo el párpado móvil. En esta ocasión, se aplica la sombra también en el interior del párpado superior e inferior (la línea de agua) y en la raíz de las pestañas inferiores y superiores, extendiéndola con la yema del dedo. Después, se dibuja un trazo (como si fuera con eyeliner, pero con sombra) de tamaño XXL, llevando el rabillo hasta la ceja. Se difumina el color hacia el interior del párpado para un efecto ahumado y difuminado.
  3. INTENSIDAD: En este paso, se combinan sombra y lápiz kohl. En el ángulo interno del ojo se aplica más sombra y se lleva hacia el centro del párpado, donde se funde con un trazo de lápiz negro.
  4. ENMARCAR: Es la hora de la máscara de pestañas. Con un par de capas quedan dibujadas y bien engrosadas y rizadas.
  5. DIBUJAR LAS CEJAS: Igual que en el look anterior.

 

LOOK 3: SMOKY EYES INVERSO

Smoky eye inverso – FOTO: ByTerry

  1. PREPARAR: Igual que en los dos looks anteriores.
  2. COLOR: Se aplica sombra en barra o crema en tono bronce directamente en el párpado. Se difumina con el dedo hasta casi la ceja, dejando un velo de color suave, más intenso en el extremo exterior del párpado.
  3. INTENSIDAD: Con un lápiz delineador en color negro se hace un trazo en la raíz de las pestañas inferiores. Primero, con lápiz khôl en el interior del párpado inferior y superior. Después, un trazo grueso y generoso en la raíz de las pestañas inferiores y se vuelve a difuminar. Se aplica de nuevo la sombra en barra, esta vez justo sobre la línea de lápiz que hemos trazado antes en las pestañas inferiores, y lo difuminamos, fundiendo un color con el otro.
  4. ENMARCAR: Es la hora de la máscara de pestañas. Con máscara en negro se subliman y engrosan las pestañas.
  5. DIBUJAR LAS CEJAS: Igual que en los dos anteriores looks.

Enviar comentario