¿Cómo y para qué se usa una muselina de algodón? • Guapísimas
Cómo se usa una muselina de algodón
Una muselina de algodón es la alternativa ecológica a toallitas y discos desechables - FOTO: Amazon

¿Cómo y para qué se usa una muselina de algodón?

Humedecida en agua tibia, ayuda a retirar el maquillaje y realiza una suave exfoliación en la piel

Con la moda de la doble (incluso triple) limpieza, ha vuelto a la rutina de belleza un producto que ya usaban nuestras abuelas. Se trata del paño de muselina de algodón que probablemente te recuerde a las gasas que se usan con los bebés porque, más o menos, es lo mismo.

No parece mala idea como alternativa ecológica al algodón y a las toallitas de usar y tirar. También resulta una gran opción para no dejar tus toallas manchadas de maquillaje.

Los expertos en cuidado de la piel recomiendan que en el desmaquillado nocturno se sustituya el consabido disco de algodón o tisú por una toalla humedecida con agua tibia, al estilo oriental. Recuerda que el producto limpiador de base oleosa (aceite, leche, bálsamo) es el único capaz de retirar la suciedad liposoluble (exceso de sebo de tu propia piel, protector solar y maquillaje) y no se aclara con agua, sino  con una toalla.

VENTAJAS DE LA MUSELINA PARA DESMAQUILLAR

  • Su tejido suave no agrede la película hidrolipídica y retira de forma eficaz los restos de suciedad.
  • Resulta imprescindible su uso para ayudar a desmaquillar cuando usas leches, bálsamos y aceites y también como forma de exfoliación alternativa al producto convencional.
  • Además de retirar los restos de suciedad y de realizar una suave exfoliación, también activan la circulación por lo que la piel queda suave y sedosa, rejuvenecida y revitalizada.
  • Pueden usarlas todo tipo de pieles.

Eso sí, tiene una pega: no es desechable y hay que lavarla a diario. Así que mejor tener siete, una para cada día, porque hay que lavarla en lavadora a 40 grados.

Es muy importante que la toalla esté siempre limpia y que la uses solo sobre el rostro.

CÓMO SE USA LA MUSELINA

Normalmente, el uso de la muselina de algodón se enmarca en rutinas de belleza nocturnas, cuando masajeas sobre la piel la limpiadora y, tras trabajarla y emulsionarla con agua, la retiras con un paño suave.

A la hora de usarla, es importante ser delicada. Ni frotar ni ejercer demasiada presión; solo hacer movimientos suaves del centro al exterior.

Suelen ser de muselina de algodón 100% ecológico. Sus primas hermanas son de fibras de bambú y de fibras de konjac. Elegir una u otra es una cuestión de gustos. A veces se usan las que tradicionalmente eran pañales de bebé pero, ojo, pueden ser muy ásperas e irritar la piel.

¡Alerta, spoiler! Algunas marcas incorporan una muselina de algodón con su producto de limpieza estrella. Busca en Pai, Eve Lom, Rodial, Emma Hardie, Moa, The Organic Pharmacy…

Enviar comentario