Vida sin estrés, pestañas más bonitas • Guapísimas
Las pestañas bonitas dependen de una buena salud - FOTO: All-about-fashion

Vida sin estrés, pestañas más bonitas

Suciedad, estrés y exceso de luz azul, pueden provocar su caída prematura

En un momento en que la moda se fija tanto en ellas y los laboratorios se afanan en crear sueros y otros tratamientos que las mantengan fuertes, lustrosas y extra-largas, las pestañas son una de las máximas preocupaciones de belleza.

Cabe recordar que las pestañas no son solo un adorno, sino un apéndice de gran utilidad para la salud del ojo.

“Las pestañas están ahí para atrapar la suciedad que podría caer en el ojo y causarle alguna lesión“ (Francesca Marchetti, optometrista)

Su belleza pasa por que tengan una salud de hierro y esta salud se debe mantener desde diferentes ángulos.

Ya te imaginas que la escrupulosa limpieza es uno de ellos. Pero no solo eso. Nouveau Lashes nos pone al habla con tres expertas en pestañas de diferentes ámbitos de la salud y la belleza para que sigamos una guía básica de cuidados. Una optometrista, una dermatóloga y una tricóloga nos dan sus mejores consejos:

Que los ojos acusan el paso del tiempo no es ningún secreto. La falta de cuidados -como un contorno de ojos adecuado-, el estrés que nos invade y los daños de la luz azul se suman el envejecimiento cronológico, provocando sequedad, irritación y, por ende, un envejecimiento de la piel que hay alrededor de los ojos. Esto, aunque nunca se hable de ello, afecta también a las pestañas, que se debilitan, parten y caen a mayor velocidad de la habitual.

¿Cómo se cuidan las pestañas?

Las pestañas deben terminar el día limpias e hidratadas. La dermatóloga Justine Hextall aconseja: “Para detener la rotura, es importante hidratar y acondicionar las pestañas. Los productos elegidos para ello deben contener ácido hialurónico y glicerina, que hidratan la piel y las pestañas atrayendo y reteniendo agua.

La biotina y la queratina también son importantes, fortalecen las pestañas y desempeñan un papel en el crecimiento del pelo más grueso. Además, las vitaminas B5 y B6 promueven un cabello saludable porque su cuerpo utiliza estos nutrientes para nutrir sus folículos pilosos“.

Por otro lado, es importante controlar el estrés. Cualquier forma de ansiedad afecta a la salud capilar, sea del cabello o de las pestañas.

La alopecia areata puede afectar a las pestañas. Perder entre 50 y 100 cabellos todos los días, sin siquiera darse cuenta, se considera algo normal. Sin embargo, cuando se trata de alopecia, la pérdida se produce en parches pequeños.

Extensiones y otros tratamientos… con ojo

En los centros de estética ya lo están comprobando: los tratamientos de belleza para pestañas están en auge; ya ocupan la cuarta plaza en el campo de la belleza, detrás de los capilares, manicuras y pedicuras.

“Cada vez más mujeres están dejando de lado su máscara de pestañas en favor de las extensiones, los tintes y las elevaciones para darles una forma más duradera a sus ojos”, destaca Hextall, que hace hincapié en los beneficios que puede tener alguno de ellos en la salud de las pestañas.

“Si se elimina la necesidad de usar máscara cada día, se reducen también las rutinas diarias de limpieza. Esto significa una menor manipulación del área de los ojos, lo que reduce el riesgo de irritación y daño” (Justine Hextall, dermatóloga)

En todo caso, estos tratamientos siempre deben ponerse en manos de profesionales. La experta tricóloga Trisha Buller lo recalca: “Las extensiones y el peso adicional en las pestañas pueden tener en ocasiones un efecto adverso en el crecimiento y la condición de las pestañas, así que hay que asegurarse en manos de quién nos ponemos.

Alguien que conozca el cuidado real de las pestaña siempre realiza una prueba de parche antes de un levantamiento y tinte de pestañas, ya que una alergia puede ser desastrosa y provocar gran pérdida“.

Limpiar, limpiar, limpiar

Conscientes de la pereza que provoca desmaquillarse cada noche, nos permitimos insistir y las expertas nos lo razonan: “Si el maquillaje no se elimina antes de dormir, puede obstruir e irritar la raíz de la pestaña, además de causar infección e inflamación, lo que lleva a la caída prematura.

Cuando la piel de este área se irrita, provoca picazón, lo que impulsa a frotar el ojo, lo que empeora aún más la caída de las pestañas“, aclara la dermatóloga.

Y concluye: “Debido a que es un área especialmente sensible, la piel puede irritarse tan fácilmente que provoque afecciones de la piel seca, como el eccema y la dermatitis, causando daños permanentes en las pestañas.

Para combatir cualquier complicación ocular, hay que usar un limpiador hidratante suave sin perfume para eliminar el maquillaje”.