El drama del pelo fino podría tener solución • Guapísimas

Muchas mujeres se quejan de ser las pelofino de su grupo de amigas. Este término coloquial se usa para describir una pobre densidad capilar. Pero ¿por qué pasa eso?

La densidad capilar es el número total de pelos individuales que suman el total del cabello de una persona. Existen varios tipos de clasificación del tipo de cabello en función de su densidad: cabello fino, mediano y grueso.

Hoy vamos a hablar del fino. Y de los problemas que supone para las mujeres.

Si normalmente a todas nos cambia el humor cuando llevamos bien el pelo, para las que tienen pelo fino, ese objetivo suele ser fuente de frustración ya que sus problemas son más frecuentes. Aunque tienen solución.

Los problemas del pelo fino

Entre los problemas habituales de la pelofino están: cabello quebradizo, falta de cuerpo y volumen, enredos y nudos habituales y un limitadísimo número de peinados que se mantengan todo el día.

Las mujeres con pelo fino, nos aclaran desde Revitalash, perciben su cabellera débil, sensible y que se rompe con facilidad. Lo que (aún) no saben es que todo esto se puede paliar usando una serie de cuidados específicos.

Hasta aquí el drama. Ahora, una batería de consejos de parte de los expertos de dos firmas punteras: Leonor Greyl y Revitalash

1. El cabello no se lava con agua ardiendo

El agua demasiado caliente agrede la fibra capilar y estimula las glándulas sebáceas. Opta siempre por lavar el pelo con agua tibia.

Truco pro: Ten especial cuidado al desenredarlo cuando está mojado, porque puedes llegar a dañar la cutícula del cabello. Conviene secar el cabello boca abajo o levantando las raíces, para así aportar más volumen (Gloria Montero, Training Manager de Revitalash)

2. Elige bien el champú

Que sean siempre fórmulas suaves y sin siliconas para evitar el efecto de cabello apelmazado. Son las mejores para fortalecer y dar volumen a los cabellos finos y frágiles.

3. Aunque creas que no debes, pon acondicionador

Eso sí, no uno cualquiera. Piensa que el pelo, no por ser fino necesita menos hidratación, así que no huyas de los tratamientos nutritivos.

Si eliges el acondicionador correcto, no aportará demasiado peso a tu melena. El tuyo debe ser un tratamiento específico para pelo fino, de los conocidos como “peso pluma”, que aplicarás solamente de medios a puntas.

Hay marcas que tienen líneas completas dedicadas a este tipo de cabello. Incluyen champú, acondicionador peso pluma, loción revitalizante y producto de styling para crear volumen. Sin ir más lejos, Leonor Greyl y Revitalash. Pero también Nioxin (de venta en peluquerías) y Klorane, entre otras.

4. El corte es clave

Conviene evitar el pelo demasiado largo, ya que sólo aporta peso y tu pelo parecería aún más lacio.

Prueba un corte que se adecue a tu rostro en estilismo corto o escalado, los más favorecedores. Siempre convienen las capas, porque aligeran y ayudan a aportar volumen.

5. Usa siempre producto de styling

Las mujeres con pelo fino no aprovechan suficiente las bondades de estos productos, sin darse cuenta que la diferencia entre lavar y salir y lavar, poner producto y salir puede ser abismal en términos de volumen.

Un buen volumen requiere un mínimo de preparación. Antes de peinar aplica un producto de styling específico para dar volumen, textura y duración. Elige aquel que además de proporcionar cuerpo y brillo al pelo fino, lo proteja del calor y del cepillado.

Normalmente, estos productos (bien en espuma, en loción o en spray) se aplican desde la raíz porque es el sitio donde se crea el volumen. No lo olvides.

6. Cepilla el cabello cada noche

Aunque parezca un consejo algo antiguo, tiene toda su lógica: el cepillado mejora el riego sanguíneo y reparte el sebo que se forma en la raíz a lo largo de todo el pelo, lo que le aporta mucho brillo y evita que se enrede con facilidad.

7. Usa el secador cabeza abajo

Una melena con volumen empieza desde la raíz, que es la que sostiene el resto del cabello. Por eso, seca el cabello con la cabeza abajo, despegando y ahuecando las raíces con los dedos.

8. En general, no lo maltrates

Deberías limitar o prescindir de los tratamientos de peluquería demasiado agresivos para el cuero cabelludo, como los tintes o los moldeados permanentes. Puedes optar por algún tratamiento que lo cuide, manteniendo su flexibilidad y textura, como los nuevos alisados a base de taninos o enzimas.

Un truco pro: La propia Leonor Greyl te regala su truco de peinado para una melena llena y glamourosa: “Con el pelo casi seco, pulveriza un spray de volumen en medios y puntas y pon algunos rulos empezando desde la parte superior de la cabeza hacia abajo. Deja enfriar el cabello unos diez minutos antes de quitar los rulos. Para acabar, pasa los dedos entre los rizos para mejorar la elasticidad y conseguir un acabado natural… et voilá !