Tumbando mitos: no siempre conviene exfoliar • Guapísimas
La exfoliación de la piel podría estar sobrevalorada - FOTO: Tanja Heffner on Unsplash

Tumbando mitos: no siempre conviene exfoliar

Argumentos a favor y en contra de esta limpieza profunda que se ha instalado en nuestra rutina

Quienes están a favor de la exfoliación como paso en la rutina de belleza (sea suave y diaria o más intensa y semanal) señalan que, aunque básicamente sirve para eliminar las células muertas de la epidermis, este gesto también conlleva múltiples beneficios: ayuda a oxigenar, alisar, iluminar y cerrar los poros.

Gracias al masaje que se realiza (cuando el peeling es mecánico), se estimula de forma periférica la circulación linfática y venosa, que se traduce en una sensación de buena cara.

Sostienen que exfoliarse es cuasi-obligatorio si se quiere sacar pleno rendimiento de mascarillas, sueros y ampollas concentradas ya que solo libre de células muertas se halla en las mejores condiciones de receptividad para absorber cualquier producto que se aplique posteriormente.

Como última ventaja, y es aquí donde los expertos no se ponen de acuerdo, quienes defienden la exfoliación explican que, sean químicos o físicos, los exfoliantes producen un efecto estimulador sobre el metabolismo celular.

Cuando la capa córnea se ve liberada de células muertas, la piel se pone a trabajar para reponer la carencia, ya que la renovación celular se ralentiza a partir de los 25 años. No todos los expertos ven en esto algo bueno.

EN CONTRA DE LA EXFOLIACIÓN

Dicho todo lo anterior, cabe reseñar que existe cierta alarma entre los expertos en piel más conservadores, ya que el uso indiscriminado y las altas concentraciones de exfoliantes químicos pueden provocar una renovación celular acelerada (más allá del 20%) que puede provocar picor e irritaciones.

El origen de muchas de las rojeces de las que se quejan algunas mujeres a lo largo y ancho de Internet proviene de haberse empleado demasiado a fondo o con el producto equivocado para limpiar su piel en profundidad.

Sin ir más lejos, en las etiquetas de los peelings químicos que utilizan hidroxiácidos para ese efecto de levantar la piel muerta y estimular la de debajo, pone que no son recomendables para las pieles sensibles y reactivas. ¿Por qué? Porque pueden provocar cambios en el pH de la piel y debilitar una capa córnea que, de por sí, ya tiene mermado el efecto barrera contra las agresiones. Esta barrera que, para colmo de males, está permanentemente siendo agredida por la polución, el sol, el estrés, la luz azul de las pantallas, etc.

Es importante mantener nuestra barrera defensiva (llamada estrato córneo) en las mejores condiciones de fortaleza, ya que es donde se paran los golpes que recibe la piel. Una alta concentración de activos exfoliantes o un peeling con grano demasiado grueso o irregular puede dañar la barrera, reduciendo su grosor. Hay que tener en cuenta que el estrato córneo no debe liberar más de una capa de células al día, pues es lo que la piel hace normalmente, sin ayuda de peelings mientras es joven.

Para abundar en estos daños que puede provocar una exfoliación incontrolada, el doctor Pedro Catalá, farmacéutico, cosmetólogo y fundador de Twelve Beauty nos da una premisa, que comparto: con una buena limpieza diaria basta. Ahora, sus ocho motivos para no exfoliarse:

  1. EL “CEMENTERIO” DE CÉLULAS ES NECESARIO. “Las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel ejercen una función barrera y protectora. Al exfoliar la piel, ésta queda desprotegida y es más vulnerable a factores externos, como el clima o incluso posibles infecciones”.
  2. LA EXFOLIACIÓN PUEDE SER IRRITANTE. “La sensación de quemazón, rojeces e irritación desaparece fácilmente, pero no se puede negar que las exfoliaciones más agresivas resultan incómodas para la piel”.
  3. EFECTO TRAMPA. “Entiendo el encanto de la exfoliación, ya que la piel aparece inmediatamente más luminosa, pero el coste en salud para la epidermis es demasiado alto y una piel limpia, hidratada, elástica y con un pH saludable muestra el mismo aspecto”.
  4. VA CONTRA NATURA. “La piel se exfolia de manera natural cada 28 días, cuando las células más maduras se van desprendiendo. No sería necesario, en la mayoría de los casos, acelerar este proceso”.
  5. UNA BUENA LIMPIEZA ES SUFICIENTE. “La limpieza en sí, es un proceso mecánico que conlleva fricción para la piel y representa una agresión en sí misma. La elección del producto de limpieza adecuado es esencial. Una limpieza rápida por la mañana y una más dedicada por la noche es la única clave para mantener la piel limpia. Las fórmulas más compatibles con la delicada composición de la piel son las tradicionales leches limpiadoras que se aclaran con agua tibia y no son espumosas –libres de tensioactivos-“.
  6. ES PERFECTAMENTE SUSTITUIBLE. “Para aquellos que vivimos en ciudades con niveles de contaminación más elevados de lo deseable o para los que quieren una limpieza más profunda, una a dos veces por semana pueden aplicar una mascarilla de arcilla de acción purificante y ligeramente exfoliante”.
  7. LA EXCEPCIÓN QUE CONFIRMA LA REGLA. “Hay pieles con muchas impurezas o con queratosis pílaris que se pueden beneficiar de una ligera exfoliación química”.
  8. PUEDE HACER MICRO CORTES EN LA PIEL. “Las exfoliaciones físicas las desaconsejo todavía más, ya que además de la irritación que pueden provocar, las micro partículas (incluso las que son de origen natural) crean cortes microscópicos sobre las capas externas de la epidermis dejándola más vulnerable”.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los mejores cepillos limpiadores faciales eléctricos (Actualizado: marzo 2019) · CompraMejor.es - […] cosmética ofrece multitud de productos limpiadores para todos los gustos: leches, aguas micelares, exfoliantes, tónicos, mascarillas… Y tanto para…

Enviar comentario