Olvida la queratina; contra el frizz, taninos o enzimas • Guapísimas
Los nuevos alisados se hacen con enzimoterapia y taninoplastia - FOTO: All-about-fashion

Olvida la queratina; contra el frizz, taninos o enzimas

Atentas quienes tengan pelo rizado y sueñen con una melena lisa ¡y sana!

Si ya te has animado a realizarte un tratamiento de alisado o anti-encrespado, piensa: ¿En qué bando estarás? ¿En el de la taninoplastia o en el de la enzimoterapia? Te contamos en qué consiste cada técnica y tú decides.

Ambos ya están extendidos por gran parte de peluquerías del país ofreciendo grandes resultados a quienes libran la batalla diaria contra el frizz.

Olvida la queratina y, sobre todo, el formol. Los nuevos alisados se hacen con ingredientes respetuosos con la fibra. Liso y sano, ¿alguien da más?

DE LA TANINOPLASTIA A LA ENZIMOTERAPIA

Cuentan los expertos que los laboratorios, en su búsqueda por dar con un tratamiento de alisado que no destrozara la fibra capilar, comenzaron a trabajar con el ácido tánico, un conservante natural que, aplicado a la estética, logra efectos muy beneficiosos para el cabello.

Al proceso de alisado con un tratamiento con ácido tánico como principio activo lo llamaron taninoplastia y comenzaron su comercialización en peluquerías en 2014. En 2015 la empresa Belma Kosmetik lanzó una nueva fórmula en la que, al ácido tánico se le añadían ciertas enzimas, como cisteína, alpha-lupaline, vitaminas y minerales, entre otros. A este nuevo tratamiento lo llamaron enzimoterapia.

Aunque ambos tratamientos funcionan y se usan indistintamente, parece que uno superó al otro ya que el ácido tánico forma una nueva cadena proteica que, junto con las enzimas y el calor de la plancha, consigue alisar el cabello, con un acabado liso, brillante y reconstruido.

Las enzimas consiguen que la reacción química penetre a mayor velocidad y con el ácido tánico se consigue la reestructuración molecular (también llamada “reestructuración molecular enzimo-proteica”). Este tratamiento no modifica la estructura interna del cabello y deja un aspecto natural y manejable, con brillo, sedosidad y resistencia.

Aun así, hay quien sigue recurriendo a la taninoplastia. Quizá por una cuestión de precio. Para que puedas decidir con cuál te quedas, te contamos en detalle ambas técnicas contra el encrespamiento capilar.

¿EN QUÉ CONSISTE LA TANINOPLASTIA?

Es una técnica que se basa en el principio activo de los taninos, polifenoles de origen vegetal presentes en algunas frutas como la uva y en otros elementos vegetales, como la corteza de los árboles, que interactúan en las uniones moleculares del cabello, formando una nueva cadena proteica que permite dar la forma deseada al pelo.

La taninoplastia conviene a una melena encrespada, seca y con mucho frizz. Es importante aclarar que no busca dejar la melena totalmente lisa, sino dominarla.

No impermeabiliza el cabello porque actúa de dentro hacia fuera. Es 100% natural, testada dermatológicamente e hidrata el cabello en profundidad sin causar daños. Finalizado el tratamiento, tendrá brillo, estará suave y tan hidratada que con un simple lavado con champú sin sulfatos y un buen acondicionador, una simple pasada de secador dejará la melena lisa, sana y bonita.

El precio de la sesión (que dura unas tres horas) oscila entre los 150 y los 250 euros, dependiendo del salón y del largo de la melena. Su resultado dura de 3 a 6 meses que pueden alargarse si se siguen los consejos expertos.

5 CONSEJOS PARA ALARGAR SU EFECTO

Si quieres que el dinero que inviertas en hacerte una taninoplastia sea más rentable, lee los consejos de Daniele Sigigliano, director Creativo de Blow Dry Bar Madrid (www.blowdrybar.es):

  1. Si te haces tintes o mechas, que sea siempre antes de la taninoplastia porque toda coloración abre la cutícula del pelo y el tratamiento anti-frizz, en cambio, sella.
  2. Al lavar el cabello, es importante que la cutícula no se abra, por lo que se aconseja usar champú sin sulfatos y nunca champú anti-residuos o de limpieza profunda. Te arriesgas a que tu inversión desaparezca antes de tiempo.
  3. No olvides el acondicionador, eso sí, que sea ligero y nutritivo.
  4. Mascarilla, mejor cada 10 o 15 días, dejándola en exposición un buen rato. En general, es importante mantener el agua en el pelo para que la cutícula se mantenga cerrada y los efectos de los taninos duren más tiempo.
  5. Si vas a nadar, procura lavarte el pelo nada más salir de la piscina, debido a que el cloro contribuye a quitar el efecto de alisado.
Enzimoterapia y Taninoplastia 2

El objetivo de los nuevos alisados no es la melena japonesa como una tabla, sino la salud de un cabello sin rastro de encrespado – FOTO: All-about-fashion

¿LA ENZIMOTERAPIA ES PARA MI?

Decíamos antes que la enzimoterapia es un tratamiento capilar natural (orgánico, registrado como bio, libre de formol y derivados) que usa enzimas reestructurantes y ácido tánico para reconstruir, hidratar y revitalizar el cabello.

Este tratamiento pueden usarlo embarazadas y mujeres en periodo de lactancia.

El objetivo de la enzimoterapia es regenerar y reconstruir la fibra, aportando nutrición, brillo y una textura suave. No busca dejar el cabello liso como una tabla, sino transformar y alisar hasta los cabellos más difíciles, al mismo tiempo que los restaura, proporcionando más brillo y más cuerpo.

El tratamiento de enzimoterapia es perfecto para alisar cualquier tipo de cabello, eliminar el encrespamiento, devolver la salud al cabello muy castigado, aportar cuerpo y grosor al cabello fino, aportar brillo y proteger el cabello de las agresiones externas.

Se tardan dos horas aproximadamente (entre la aplicación del producto y el planchado) y sus efectos duran hasta seis meses con brillo y textura sedosa siempre que se le den en casa los cuidados adecuados. Por ejemplo, se deben utilizar un champú y una mascarilla específicos.

La enzimoterapia es compatible con cualquier química y sistema de coloración y también se puede aplicar con extensiones, siempre que éstas sean de pelo 100% natural, pues la cisteína abre la cutícula del pelo (al igual que lo hace la aplicación de calor, como si fueran los poros de la piel) para que penetran los nutrientes.

El estilista de cabello Julio Matamoros, embajador en Madrid de la empresa Belma Kosmetik, te cuenta por qué la enzimoterapia supera la queratina:

“Se investigó durante años hasta obtener una fórmula que tratara el cabello de forma natural, de dentro hacia fuera, con un resultado que no fuera el típico plastificado que aportan otros tratamientos de alisado como la queratina. Este último impide que penetre cualquier nutriente como mascarillas, suavizantes o aceites, porque rebotan y no le aportan nutrición ni lo enriquecen de ninguna forma. Con el tiempo y la repetición del tratamiento de queratina, el cabello comienza a debilitarse y a sufrir daños, muchas veces irreparables”.

El precio del tratamiento de enzimoterapia oscila entre los 200 y 500 euros, según longitud y cantidad de cabello.

Dónde hacen enzimoterapia: Maison Eduardo Sánchez (Madrid), AMM Estilistas (Valencia), Julio Matamoros (Madrid), Noon 44 (Gerona), Diana Daureo (Madrid), Cortemanía (Valencia), Borin (Elche).

Enviar comentario