El cabello mixto es más frecuente de lo que crees - FOTO: Adrian Sava para Unsplash

¿Qué pasa si tengo las raíces grasas y las puntas secas?

Tienes el cabello mixto y dos problemas: dura poco tiempo limpio y parece un estropajo

Al igual que sabemos que muchas tenemos la piel mixta (esa que tiende a grasa en unas zonas y a seca en otras), podemos aprender cómo atacar el problema del pelo mixto. Es aquel con grasa en las raíces y sequedad en las puntas, los dos problemas de los que huimos las mujeres cuando visitamos la perfumería en busca de champús, acondicionadores y mascarillas.

Normalmente, esta condición afecta a mujeres con cabello fino que se lo tiñen pero varios pueden ser los culpables de que aumente este desequilibrio entre raíz y puntas. Entre ellos, el clima, los cambios hormonales, el abuso de herramientas de calor para peinar y las coloraciones agresivas. Por todo ello, el cabello mixto es un problema relativamente frecuente… que tiene solución.

COMO CUIDAR EL CABELLO MIXTO

Los expertos advierten: hoy día es relativamente frecuente encontrar mujeres con el cabello mixto. El doctor Eduardo López Bran, dermatólogo experto en cuidado capilar nos dice por qué:

“Ese cabello de aspecto apelmazado y sin volumen, que no aguanta limpio ni mantiene el peinado mucho tiempo y que luce melena de aspecto seco, es producto de las agresiones a las que se le somete constantemente: coloraciones y fuentes de calor a demasiada potencia”

Para mantenerlo suficientemente nutrido pero, al tiempo, bien sedoso y más tiempo peinado, hay una estrategia infalible. Te la contamos, paso a paso:

  1. Trata de lavar el cabello con champú especial para cabello graso. Estos llevan activos (sulfato de cobre y vitamina B6) que ayudan a controlar el exceso de sebo en la raíz.
  2. Cada semana puedes exfoliar el cuero cabelludo para eliminar células muertas y restos de sebo que se acumulan. Puedes hacerlo con tónicos capilares que tengan cierto efecto peeling
  3. Si el pelo te dura limpio menos y nada, puedes lavarlo a diario sin problema. Pero, en ese caso, alterna el champú anteriormente mencionado (para cabello graso) con uno de uso frecuente.
  4. Como medida de emergencia, recurre al champú seco. Eso sí, al día siguiente lo lavas. No es bueno que el polvo capilar esté sobre el cuero cabelludo demasiado tiempo.
  5. No laves las puntas; solo las raíces. Por el contrario, una vez lavado y aclarado, pon acondicionador o mascarilla en las puntas y nunca cerca de la raíz.
  6. Al lavarlo, no frotes demasiado el cuero cabelludo. Este consejo sirve para todo tipo de cabellos, mixtos o no. Si le das caña, el cuero cabelludo se altera y se pone a sobreproducir grasa a través de los folículos pilosos que hay en la cabeza.
  7. Lava y aclara el cabello siempre con agua tibia. Evita usar agua muy caliente, ya que ésta también estimula las glándulas sebáceas del cuero cabelludo.
  8. Recurre a tratamientos de hidratación en la pelu.
  9. Cepilla tu cabello por la noche para, de esta forma, repartir por los mechones secos los aceites naturales de tu cuero cabelludo. Notarás que la melena se nutre ligeramente, al menos en apariencia.
  10. Intenta no abusar de rizadores, secador y planchas. Las herramientas de calor pueden deteriorar la fibra capilar y ese daño ya no se puede reparar, solo disimular con selladores de puntas a base de siliconas.
  11. Recuerda: el mal uso del secador agrava los dos problemas del cabello mixto. El aire caliente muy cerca del cuero cabelludo estimula las glándulas para producir más sebo. Además, puede quemar las puntas, deshidratando la fibra capilar.
  12. Usa el secador a media temperatura y con el aire a tope, a una distancia mínima de 25 centímetros para evitar recalentar la zona. Por supuesto, protege la melena con un protector térmico cuando lo rices o planches.
  13. Si no tienes demasiadas canas, cambia el tinte convencional por una coloración vegetal a base de barros, que daña menos la melena y ayuda a controlar la raíz grasa.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *