¿Cómo se usa el tónico? • Guapísimas
Tenemos el tocador abarrotado, pero el tónico es innegociable - FOTO: Charisse Kenion para Unsplash

¿Cómo se usa el tónico?

Es el primer paso del tratamiento ya que devuelve el equilibrio a la piel después de la limpieza

El tónico es el gran desconocido del tocador. No porque no se use, sino porque muchas veces no se usa correctamente. Los expertos lo consideran el último paso de la limpieza o el primero del tratamiento porque su función es devolver el equilibrio a la piel después de la limpieza.

Me explico: Para que un cosmético sea capaz de arrastrar maquillaje, filtro solar o cualquier tipo de suciedad proveniente del polvo, los restos de sudor, sebo de la propia piel, partículas de polución, etc. necesita contener ciertas sustancias que, al actuar, desequilibran el ph de la piel.

El tónico vuelve a poner la piel a cero, después de la agresión que le ha producido la limpieza.

Solo de esta forma (de nuevo equilibrada), absorberá correctamente los activos de la crema de tratamiento que usas a continuación.

¿EL TÓNICO ES AGUA MICELAR?

No, son cosas distintas. El tónico no sirve para limpiar, como sí hace el agua micelar, si bien es cierto que muchas veces, al aplicarlo con algodón, se lleva los últimos restos de suciedad que no ha borrado el producto limpiador o desmaquillante.

Una virtud adicional de los tónicos es que activan la micro-circulación, mejorando la absorción de los productos aplicados después.

Al elegirlo, es fundamental saber el momento de sensibilidad en el que está tu piel. Algunos pueden ser ligeramente irritantes en pieles sensibles, por contener dosis bajas de alfahidroxiácidos de suave efecto exfoliante que controla los poros dilatados y, en cambio, otros son particularmente calmantes por llevar camomila o agua de rosas. Fíjate bien en eso.

También conviene que limpiadora y tónico sean de la misma línea o misma marca para no mezclar muchos excipientes sobre la piel y que uno esté formulado específicamente para ir detrás del otro (aunque no es imprescindible).

El tónico se puede aplicar de dos formas: Mediante toquecitos con un algodón impregnado en tónico (nunca arrastrando) o con las manos, realizando un suave masaje y un tecleteo que active la circulación. Es importante dejarlo secar antes de poner el siguiente producto, sea este un suero, una loción o la crema hidratante.

Enviar comentario