¿Qué puedo hacer para que los labios pintados duren más tiempo? • Guapísimas
Trucos para que dure la barra de labios
Cuando te pintas los labios tan bonitos, quieres que duren - FOTO: All-about-fashion

¿Qué puedo hacer para que los labios pintados duren más tiempo?

Existe una estrategia exitosa para maquillarte los labios al salir de casa y que el color no se quede en el primer vaso del que bebas

Antes de regalarte la batería de trucos que el Oráculo ha preparado para ti, es importante dejar dicho algo: Para que el color se adhiera correctamente y luzca bonito, es muy importante tener los labios elásticos y suaves.

Para mantenerlos así, cabe exfoliarlos de vez en cuando, sin pasarse. No hace falta comprar un producto específico, se puede hacer al salir de la ducha con la toalla (tampoco hace falta frotar).

Los mimos han de ser los adecuados, ya que la piel de los labios es sensible. De hecho, no es propiamente piel.

Los labios son semi-mucosas a las que faltan los mecanismos de protección de la piel normal: melanina (contra el sol) y glándulas sebáceas (para el manto hidro-lipídico).

Por eso, lo que recubre esta semi-mucosa es muy fino y sensible. La única forma de cuidar los labios para que no se quemen ni se vean secos es utilizar cacao con protección solar de día y cacao emoliente por la noche.

Ahora, los trucos para que los labios pintados duren más tiempo:

  1. La estrategia pasa por tener una barra de labios y un lápiz delineador del mismo tono exacto. Jamás más oscuro y tampoco más claro
  2. Los labios deben estar limpios y secos. Cuando digo secos quiero decir no mojados ni siquiera con bálsamo labial (pero tampoco deshidratados y con pellejitos)
  3. Empieza a dibujar siempre el contorno del labio desde el centro y hacia los lados
  4. Cuando ya los tengas perfilados, con el mismo lápiz los rellenas enteros
  5. En general, siempre que se quiere larga duración (esto sirve para labios pero también para corrector o fondo de maquillaje), la estrategia es: capas finas unas encima de otras mejor que una capa gruesa de una vez.
  6. Para ello, pasa el lipstick una vez, deja tu beso marcado en un tisú de papel y vuelve a pasarlo
  7. Algunos maquilladores añaden un tip: deja una de las capas del tisú sobre la boca y, con una brocha impregnada en polvos transparentes, aplica un par de golpes antes de poner la siguiente capa de color.
  8. Si no quieres cargarte todo el proceso, no pongas brillo ni bálsamo de labios encima

Existen pre-bases específicas para poner antes de la barra de labios que logran varios efectos:

Por un lado, rellenar momentáneamente las arrugas del código de barras, de forma que el labial no migre hacia ellas y, por otro, conseguir que el pigmento se adhiera mejor y, por tanto, dure más tiempo en su sitio.

También existen los labiales non-transfer y los efecto tatoo. Pero eso es otra historia.