Duelo en la ducha: ¿pastilla de jabón o gel líquido? • Guapísimas
¿En qué bando estás tú, en el del jabón o en e del gel? - FOTO: The Tsudons para Unsplash

Duelo en la ducha: ¿pastilla de jabón o gel líquido?

Ambos productos tienen ventajas e inconvenientes; te los contamos y tú eliges

Te habrás dado cuenta, a poco aficionada que seas a la belleza, que la pastilla de jabón vive un revival en nuestras duchas. Al igual que ambicionamos y fotografiamos piezas de repostería tradicional y nos damos al tricotado, queremos lavarnos con aquellas pastillas que ya usaban nuestras abuelas.

¿Quiere decir esto que renunciaremos en masa a lo gustoso del gel? No tenemos por qué. Sobre gustos no hay nada escrito y, además, la tendencia eco que ha recuperado estos jabones no solo se refiere a pastillas artesanales, sino que ya hay geles de ducha con esas mismas propiedades eco, todo en pos del cuidado respetuoso de tu piel y del mimo al planeta.

A FAVOR DE LA PASTILLA

Si es artesanal y de ingredientes naturales, hemos detectado estas ventajas:

  1. Lleva menos agua para su fabricación. El jabón es una emulsión, necesita el agua como ingrediente, pero no es la base de la fórmula. En un gel puede llegar a ser un 90% (la materia prima con propiedades beneficiosas para la piel se quedaría en cantidades en torno al 10-25%).
  2. Como lleva aceite y mantecas naturales, además de limpiar la piel, no la reseca, como sí ocurre a veces con jabones sintéticos, sean en pastilla o en formato gel.
  3. No contiene detergentes, ni colorantes, ni aditivos, ni sulfatos, ni nada artificial (que es lo que reseca la piel).
  4. Al no ir dentro de ningún envase plástico, contribuyes a frenar la polución por plástico ya que muchos plásticos no llegan bien al proceso de reciclado.

Una pega de las pastillas es que se deshacen al contacto con el agua, lo cual provoca que a veces se desperdicie cierta cantidad. Para ello, los expertos recomiendan mantenerlos siempre en una superficie seca y porosa lejos del agua. Una jabonera que levante un poco el jabón o con agujeros es lo ideal.

A FAVOR DEL GEL

  1. A favor del gel de ducha, su innegable comodidad y el gustito de poder elegir distintas texturas, olores, etc.
  2. También es más higiénico, ya que no entra en contacto con el aire.
  3. No resecan si llevan materias primas de bajo poder irritante: Sin SLS (sulfatos pelín irritantes) y mejor con SLES o directamente sin ningún sulfato. Que haberlos con base lavante vegetal, haylos.

Enviar comentario